Cocinar es una de las actividades preferentes de la casa. Cocinar y comer una verdadera comida tradicional con productos ecológicos de primera calidad de producción propia de Riscos Altos. Se dan clases de cocina a quien lo desee y a grupos en ocasiones, clases que terminan en una cena en el jardín si es verano.

Los desayunos cuentan con patés y mantecas caseras.

Las comidas son abiertas a amigos, además de los habitantes de la casa que eligieron hacerlo en lugar de cocinar ellos mismos en una cocina compartida.